Monday , November 23 2020
Home / Mises Institute /John Milton explica la libertad de expresión

John Milton explica la libertad de expresión

Summary:
By: Gary Galles Recientemente, le dije a mi esposa que las locuras de las elecciones de 2020 me hicieron pensar en John Milton. Ella comentó que yo podría haber sido el único en Estados Unidos en hacer esa conexión con el segundo autor más importante en el idioma inglés, después de Shakespeare, más conocido por su poesía. Después de todo, muy poco de la política de este año ha sido poético (aunque podría decirse que encaja en algún lugar del Paraíso Perdido). Estaba pensando en la prosa de Milton. La razón principal es que mucho antes de que se fundara Estados Unidos, Milton abogó por la libertad de expresión y de prensa, y contra la censura en Inglaterra. Su defensa de la libertad de conciencia y la tolerancia religiosa más tarde resonó poderosamente con los fundadores de Estados Unidos,

Topics:
Mises Institute considers the following as important:

This could be interesting, too:

Chris Vermeulen writes SPY/SPX Island Setups Warn Of A Potential Reversal In This Uptrend

Mises Institute writes China’s New Five-Year Plan Exposes the Wishful Thinking behind Socialist Regimes

Mises Institute writes The Impossibility of “Taxation with Representation”

Mike Maloney writes The World Has Racked Up 7 Trillion in Debt

By: Gary Galles

Recientemente, le dije a mi esposa que las locuras de las elecciones de 2020 me hicieron pensar en John Milton. Ella comentó que yo podría haber sido el único en Estados Unidos en hacer esa conexión con el segundo autor más importante en el idioma inglés, después de Shakespeare, más conocido por su poesía. Después de todo, muy poco de la política de este año ha sido poético (aunque podría decirse que encaja en algún lugar del Paraíso Perdido). Estaba pensando en la prosa de Milton.

La razón principal es que mucho antes de que se fundara Estados Unidos, Milton abogó por la libertad de expresión y de prensa, y contra la censura en Inglaterra. Su defensa de la libertad de conciencia y la tolerancia religiosa más tarde resonó poderosamente con los fundadores de Estados Unidos, como es más evidente en la Primera Enmienda de la Constitución de los EEUU.

Por el contrario, últimamente hemos estado experimentando un ataque generalizado de censura, que no sólo ha limitado la libertad de expresión de los ciudadanos, sino que ha socavado la capacidad de los estadounidenses para informarse antes de votar por quien los representará. Debido a que se originó en actores privados en lugar de en el gobierno, aunque la intención era dictar el gobierno elegido, no fue una violación de la Primera Enmienda. Pero las consecuencias de que múltiples actores poderosos pusieran todos sus pulgares en el mismo lado de la balanza que pretendían que utilizaran los votantes era, y sigue siendo, una grave amenaza para Estados Unidos. Así que vale la pena recordar las palabras de John Milton en nombre de la libertad de creencia y expresión, y su conexión con nuestra capacidad para descubrir la verdad.

  • Dadme la libertad de saber, de hablar y de argumentar libremente según la conciencia, por encima de todas las libertades.
  • Verdad….Déjala a ella y a la falsedad luchar.
  • ¿Quién ha sabido que la verdad se pone peor en un encuentro libre y abierto?
  • La verdad… no necesita de políticas o estratagemas… para salir victoriosa. Estos son los cambios y las defensas que el error usa contra su poder.
  • No hay hombre culto, pero confesará que ha sacado mucho provecho de la lectura de las controversias: sus sentidos despiertos, su juicio aguzado y la verdad que sostiene firmemente establecida. Si entonces le es provechoso leer, por qué no debería al menos ser tolerable y libre para su adversario escribir… se deduce entonces que, permitida toda controversia, la falsedad parecerá más falsa, y la verdad más verdadera; lo que debe conducir mucho a la confirmación general de una verdad implícita.
  • Si se trata de prohibir, hay algo más probable que se prohíba que la propia verdad.
  • Ninguna institución que no ponga a prueba continuamente sus ideales, técnicas y medidas de realización puede reclamar una verdadera vitalidad.
  • Cuando las quejas se escuchan libremente, se consideran profundamente y se reforman rápidamente, entonces se obtiene la máxima libertad civil que buscan los sabios.
  • ¿Conocimiento prohibido? Sospechoso, sin razón. ¿Por qué…?
  • La verdad y la comprensión no son mercancías que puedan ser monopolizadas.
  • Cuando el lenguaje de uso común en cualquier país se vuelve irregular y depravado, le sigue su ruina y degradación. ¿Por qué los términos… que son a la vez corruptos y mal aplicados, no denotan sino un pueblo apático, supino y maduro para la servidumbre?
  • Cuántas veces las naciones se han corrompido… por sus propios medios y han sido llevadas a la servidumbre.
  • Discernir… en qué cosas la persuasión sólo funciona.

Milton no sólo fue un importante defensor de la libertad de descubrir la verdad sin restricciones artificiales, sino que fue un influyente defensor de otras libertades cuya defensa se basa en ese descubrimiento. La generación fundadora de Estados Unidos se hizo eco de él de varias maneras. De hecho, se podría decir que se refleja mejor en la afirmación de la Declaración de Independencia de derechos inalienables a «la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad», que, si bien está más célebremente conectada con el pensamiento de John Locke, también puede colapsarse en la palabra libertad, como la usó Milton, ya que nuestro derecho a la vida es parte de nuestra libertad y nuestra capacidad de buscar la felicidad es el resultado de la libertad.

Por el contrario, gran parte de lo que han propuesto los políticos este año ha implicado invasiones generalizadas de nuestras libertades, disfrazadas al centrarse únicamente en las promesas que hay que dar, sin mencionar mucho las correspondientes promesas inevitables que hay que quitar a otros para hacerlo. Sus palabras agudizan nuestra capacidad para juzgar esa desviación de las ideas que crearon América.

  • Ningún hombre… puede ser tan estúpido para negar que todos los hombres nacieron naturalmente libres, siendo la imagen y semejanza de Dios mismo.
  • Toda la libertad del hombre consiste en la libertad espiritual o civil.
  • [Dios] los creó libres y libres deben permanecer.
  • La libertad… quien la ama, primero debe ser sabio y bueno.
  • Nadie puede amar la libertad sino los hombres buenos; el resto no ama la libertad, sino la licencia, que nunca tiene más alcance que bajo los tiranos.
  • Las naciones se corrompen, aman más la esclavitud que la libertad.
  • Con su libertad perdida, toda virtud perdida.
  • La libertad de conciencia… por encima de todas las cosas debe ser para todos los hombres la más querida y preciosa.
  • La libertad tiene un filo afilado y doble, apto sólo para ser manejado por hombres justos y virtuosos; para los malos y los disolutos, se convierte en una travesura inmanejable en sus propias manos; tampoco se da completamente, sino por aquellos que tienen la feliz habilidad de saber lo que es un agravio y lo que es injusto para un pueblo, y cómo quitarlo sabiamente; qué leyes buenas faltan y cómo enmarcarlas sustancialmente, para que los hombres buenos disfruten de la libertad que merecen, y los malos del freno que necesitan.
  • Virtud del amor, sólo ella es libre.
  • ¿Es justo o razonable, que… las voces en contra del fin principal del gobierno esclavicen a [aquellos] que serían libres?
  • Aquellos que no buscan nada más que su justa libertad, tienen siempre el derecho de ganarla y mantenerla, siempre que tengan el poder, ser las voces siempre tan numerosas que se oponen a ella.
  • ¿Quién puede entonces en la razón o en el derecho asumir la monarquía sobre tal como viven por derecho sus iguales, si en el poder o en el esplendor menos, en la libertad igual?
  • El poder de los Reyes y Magistrados no es otra cosa que lo que se deriva, transferido y comprometido a ellos en confianza del Pueblo, para el bien común de todos ellos, en los que el poder aún permanece fundamentalmente, y no puede ser quitado de ellos, sin una violación de su derecho natural de nacimiento.
  • Es legal… para cualquiera que tenga el poder de pedir cuentas a un tirano.

Los estadounidenses han sido los principales beneficiarios de los golpes literarios de John Milton por la libertad contra la tiranía a través de su impacto político en nuestros fundadores. Pero las dramáticas violaciones de este año de nuestra libertad para buscar la verdad y expresar nuestras opiniones, y sus propuestas generalizadas de violar otras libertades fundamentales, muestran que ese patrimonio está en grave riesgo. Revisar los argumentos de Milton en estas áreas es una buena manera de reconocer los riesgos a los que ya hemos estado expuestos y sus ominosas implicaciones para el futuro y una buena fuente de refuerzo para los principios sobre los que se fundó nuestro país. Y en su corazón está su conclusión de que debemos permanecer libres.

Powered by WPeMatico

Mises Institute
The Mises Institute, founded in 1982, teaches the scholarship of Austrian economics, freedom, and peace. The liberal intellectual tradition of Ludwig von Mises (1881-1973) and Murray N. Rothbard (1926-1995) guides us. Accordingly, we seek a profound and radical shift in the intellectual climate: away from statism and toward a private property order.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *